Los poemas de este blog son del poeta Javier Villegas Fernández y tienen derechos reservados de autor.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Homenaje a Jairo Anibal Niño

Jairo Anibal Niño, compartiendo con niños colombianos

Jairo Anibal Niño: “La literatura infantil debe ser una fiesta”

Por Javier Villegas

Jairo Anibal Niño, escritor colombianao, que era doblemente niño, tanto por el apellido materno, como por el niño que tenía en el corazón, entró en mi vida, en mi memoria, en mi querencia, gracias al libro “Había una vez... en América” (Literatura infantil en América Latina) del chileno Manuel Peña Muñoz. Desde que leí este libro me interesé por su obra, por su vida. Aprendí a querer a Jairo, por su ternura, por su dedicación a los niños, porque a ellos les regalaba sueños, les pintaba cielos a través de sus relatos y sus poesías, que escribió a lo largo de su itinerario de vida, que se apago el 30 de agosto en la ciudad de Bogotá, a raíz de una enfermedad. Me enteré de la muerte de Jairo Anibal Niño, por un mail que me enviara el maestro y poeta mexicano Jorge Antonio García Pérez, desde la ciudad de Hidalgo, eso me consternó, porque yo también amo el niño que fui y a través de él amo a los demás, por ello mi reconocimiento y mi homenaje.

Jairo Anibal Niño nos ha dejado una serie de obras, entre las que se pueden mencionar:

Safari en el rostro (poesía 1965)

Las bodas de lata o el baile de los arzobispos (teatro 1968)

El monte calvo (teatro 1975)

Los inquilinos de la ira (teatro 1975)

Zoro (cuentos 1977)

El rescate (1977)

Puro pueblo (cuentos 1977)

El sol subterráneo (teatro 1978)

La madriguera (teatro 1979)

Toda la vida (cuentos 1979)

Efraín González (1980)

El manantial de las fieras (1981)

El último asalto (1981)

Caracolí de las alas (1981)

Con “Zoro”, entra de lleno en la literatura infantil latinoamericana, al obtener el Premio Enka (1977) y seguir con un sinnúmero de relatos y poesía, para la infancia y la juventud. Constructor de sueños se le podría llamar a este hombre nacido en 1941 en el municipio de Moniquirá, que hizo de la literatura infantil un proyecto de vida. Y, ¡qué proyecto! Porque la suya fue una existencia dedicada a entretener a los niños a través de la creación literaria. Con razón dijo sobre él, alguna vez, el Premio Nobel de Literatura Grabiel García Márquez: "Jairo Aníbal Niño es el autor de la infancia, de esas inolvidables vacaciones en el cielo".

Cuando en alguna oportunidad le interrogaron sobre el papel de la literal atura infantil, Jairo Anibal Niño, dijo:

La literatura infantil debe ser una fiesta. Tan sabía y tan emocionante como un partido de fútbol. La palabra se trasforma en un vasto campo de juego donde se dan cita la alegría, la imaginación, la libertad, para crear las posibilidades del relato, el espectáculo fascinante de la poesía. No debe tener otros propósitos que alegrar el corazón de los niños. El mejor poema, he pensado siempre, es que le deja a uno en la memoria un inconfundible sabor a helado de fresa. El mejor cuento es el que permite nuestra complicidad, que nos acepta como tripulante en el cohete que se desliza rumbo a las estrellas, o que nos permite galoparen un acaballo con alas, o aquel que toca nuestro corazón y le pone imágenes de personas amadas a nuestros sueños”.

Se puede decir, sin caer en exageraciones, que después de Rafael Pombo, José Asunción Silva, Elisa Mújica, María Fornaguera fue Jairo Aníbal Niño quien mejor interpretó la psicología infantil, con Fernando Soto Aparicio, Triunfo Arciniegas, Gonzalo España, Fanny Buitrago, Hugo Niño, Pilar Lozano, Gloria Cecilia Díaz, Celso Román, entre otros, conformó el cuadro de autores colombianos de literatura infantil con mayor arraigo popular.

Jairo Anibal se entregó a los niños con una dedicación admirable. Tanto que podía permanecer sentado dos o tres horas con cuarenta niños a su alrededor, narrándoles historias que despertaban su capacidad de asombro. Se robaba la atención de los menores de edad. Era tanta la fuerza de su palabra que lograba algo imposible: mantenerlos en vilo, escuchándolo como si les hablara un mago que saca de su cubilete números de magia para encantarlos, sin embargo este autor ya no estará físicamente con nosotros.

Selección de poesías de Jairo Anibal Niño

Usted

Usted que es una persona adulta

- y por lo tanto-

sensata, madura, razonable,

con una gran experiencia

y que sabe muchas cosas,

¿qué quiere ser cuando sea niñ

Leccion

-Paula, ¿usted sabe qué es una oveja?

-Sí. La oveja es una nube con patica

¿Qué es el gato?

El gato

es una gota

de tigre

¿Qué es el río?

El río

es un barco

que se derritió.

¿Qué es la gaviota?

La gaviota

es un barquito de papel

que aprendió a volar

¿Qué es la tristeza?

La tristeza

es un ajedrecista

que siempre juega

con las piezas grises.

¿Qué es la despedida?

La despedida es una mano

que es un pañuelo

que es el corazón

y la distancia.

La despedida es una mano

que es un pañuelo

que es una mano

en el corazón

de la distancia.