Los poemas de este blog son del poeta Javier Villegas Fernández y tienen derechos reservados de autor.

lunes, 9 de enero de 2012

“La flauta del agua”, poesía para sentiry jugar

Escritora Ruth Bazante Chiriboga (Quito-Ecuador)



“La flauta del agua”, poesía para sentiry jugar


Ruth Bazante Chiriboga
Quito-Ecuador


“La Flauta del Agua”, título rico en connotaciones: agua pura, purísima como la infancia, con notas de esencias cristalinas que vibran a través de la flauta, notas que fluyen como el agua de un manantial, del manantial alma para correr no sólo por la llanura del espíritu infantil sino de quienes tenemos un niño o una niña que juega en nuestra parte inmaterial.

Matemáticamente sus poemas los presenta ordenados por el número de estrofas, no es mera coincidencia; su vocación de maestro le hace concebir una planificación, composiciones ordenadas de una, dos, tres, cuatro y remata el libro con un poema de cinco estrofas; poemas bellamente compuestos, notas musicales, diáfanas, transparentes.

Su poesía se desliza por los elementos del lenguaje, especialmente por el fónico, semántico y morfológico; el sintáctico no es importante en la poseía, pues bien sabemos que ésta rompe con aquella.
El sonido es importante, su combinación armónica es la que al infante le agrada: “caballitos de espuma / que galopan en el mar, / con jinetes invisibles / y lindas crines de sal”.


El sonido va hermanado por el ritmo, marcado por los acentos, como vemos en el ejemplo anterior. Versos de arte menor convenientes para llevar un ritmo ondulante y musical al oído infantil.


El contenido, lo que trasmite el poeta al pequeño oyente y luego lector es lo que impacta; Javier Villegas cumple, acierta con el gusto infantil, elige los elementos reales y los confunde con la imaginación; Villegas conoce el mundo infantil, fiel a su condición de maestro docente y de psicólogo. Vienen a su trabajo poético temas de la vida cotidiana, hace referencia a las plantas, animales, cosas del entorno: “El gato Renato”, “Canción de las olas”, “Gotas de lluvia”, “El viento”, “Jugando con la luna”, y otras. Utiliza figuras de repetición, versos que se repiten al principio de cada estrofa como “flauta de agua”, en “Garabatos” reitera la palabra a manera de trabalenguas: “Garabatos, garabatos, / garabatos del garabatero, / que de tanto garabatear...”

“Cada estrella en su lugar”, poema precioso en el que usa una doble reiteración, la palabra “estrella”, se repite a lo largo de las cuatro estrofas, la palabra va paralela a la visión intuida, convirtiéndose el poema en una hermosa metáfora visionaria.


Su poseía es hermana de la psicología infantil, conduciendo al niño o la niña a un mundo de fantasía, que es su propio mundo.

Este es Javier Villegas, el que descubre la identidad emocional del infante con los objetos, con los seres de la naturaleza, juega con el sentimiento, crea hermosas metáforas en juegos silábicos con el uso de recursos literarios con una rima consonante alterna unas veces y otras continua; crea palabras que responden a su visualización y a su necesidad de expresión: “Rondaflor”, “Lomitieso”.
Los determinantes contribuyen a obligarnos a mirar lo que Javier Villegas poeta mira: “Caballitos de espuma”, “Casquitos de cristal”, “Crines de sal” y otros.


Utiliza adjetivaciones impropias: “jinetes invisibles”, “líquidas bailarinas”, “cristalina música”, “pensamiento perfumado”, y otros.


La prosopeya, infaltable en la rutina de la vida infantil está inmersa en su poesía: personifica al “cangrejito”, “soldaditos de la arena, / infantes de la mar”, “cangrejitos guerreros”; la estrella que oye en el agua la sinfonía del mar, el viento que le quiere contar un cuento, la luna que juega a la ronda, y otros.


En fin la poesía de Javier Villegas gusta por la magnifica utilización del lenguaje, la creación de lenguajes, la rica imaginación, las historias y sus personajes, el uso de recursos literarios, variedad de metáforas, en especial las sinestésicas que se corresponden con la psicología infantil.
Javier Villegas llega y agrada al público infantil y al adulto. Felicitaciones por entregarnos La flauta del agua, una joya literaria.


Ruth Bazante Chiriboga. Quito, Ecuador, 1942. Licenciada en Ciencias de la Educación, especialización Literatura, Estudios de Doctorado en Letras, egresada del Doctorado en Pedagogía. Actriz de; cine, teatro, televisión y modelaje comercial, declamadora. Miembro de la Sociedad Ecuatoriana de Escritores, Miembro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, fundadora del Grupo Cultural Alborada, miembro de la Asociación de Escritoras Contemporáneas del Ecuador.
Obras publicadas: “ Grito Dentro, Grito Fuera”, “ Manual de las Cicatrices”, “Alborada 1”, “Alborada 2”,” Madre en tu día”, “ Semillas al viento”, ”Mentis Erectus”, ” Filosofía, Axiología y Praxis de la Literatura Infantil”, “Bajo el tejado gris de la llovizna”, “ Quito Cara de Dios, Relicario de América y otros”, “Rostros Sumerguidos”.
Consta en innumerables antologías latinoamericanas y ha brindado recitales en: República Dominicana, Colombia, Perú, México y otros países.

1 comentario:

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola Javier, saludos.

Navegando por Internet he encontrado tu casa, me detuve... me fascino... y me quedo. Espero y deseo leerte. Un fuerte abrazo.